GOTITAS POR LA VENA
una y otra vez, vuelvo a empezar...
30.12.03

- Tengo algo que decir.
- ¿Tú? ¿Desde cuándo?
- Sospecho que toda la vida, pero lo había olvidado.
- Dilo, entonces.
- No lo recuerdo
- Y así ¿De qué te sirve?
- Me obliga a contar cosas
- ¿Por qué?
- Para vaciarme del todo y poder verlo, al mirarme por dentro.
- ¿Y te quedarás sin nada?
- Depende de cuando lo encuentre, entonces decidiré si lo digo o no.

escrito a las 10:47 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
18.12.03

Pasa un tren, al aeropuerto. No es para mi.

Hoy encontré mi perfume perfecto, la mejor combinación…patchouli, jazmín, ylang-ylang, sándalo y flor de lis, en la cantidad justa para apreciarse en las distancias cortas. Nunca me gustó dejar rastro.

Ahora llega un tren a Hospitalet. Tampoco es para mí.

A los veintisiete años he descubierto que tengo el pelo ondulado. Me gustaría creer que lo que ha pasado realmente, es que me ha cambiado ahora, pero se que en el fondo no es así. Ya lo sospechaba y por una extraña razón que ahora no recuerdo, me he pasado la vida dándole una forma distinta o ignorándolo hasta tal punto que he llegado a pagar para rizar mis rizos.

El próximo tren a Sants. Otro que dejaré pasar.

Tantas veces he soñado con ser yo, y me ha parecido un sueño inalcanzable. Una carrera en la que desear, para después conseguir. Un recorrido interminable en el que nunca me di la satisfacción de parar para mirar atrás.
Desear, obtener, olvidar, desear, obtener, olvidar, desear…

Tren destino Sant Vicençs de Calders. Es el mio. Me llevará a casa.



escrito a las 12:20 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
17.12.03

No estoy, no soy... ¿Qué se puede esperar de alguien que desayunó manzanilla?

escrito a las 10:05 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
16.12.03

Perdonami
per questa voce, disfatta
dal fumo e dalla fatica e per questa
attitudine decadente.
Perdonami
per questo aspetto dimesso
ed in triste abbandono. Il pasare del tempo
concederà saggezza e buon senso.
La mia rivoluzione è pioggia
sul bagnato, un castello di sabbia
e non lascerà
né infamia, né lode...
...La mia rivoluzione sembra già
lotta contro mulini a vento
e non porterà
medaglie al valore...

Carmen Consoli

escrito a las 10:25 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
12.12.03

LA BLOG COMO PSICOTERAPIA

Sentada en la barra del Café di Roma, pido un café con leche condensada y todavía me siento extraña porque no fumo.
Me dispongo a hacer algo que no me gusta, escribir sobre mi pero sin disfraces, me cuesta bastante porque normalmente prefiero que me tomen por cualquier cosa menos por lo que soy realmente (algo que tampoco tengo muy claro todavía).
El motivo por el que voy a hacerlo (aquí es la parte en que la blog empieza a actuar como terapeuta) es porque necesito de una vez por todas desprenderme del estigma de intentar agradar a los demás.
No hay nada que me parezca menos interesante que limitarse a escribir lo que a uno le pasa, siente o piensa sin una intención, por pequeña o inconsciente que sea, de crear algo bello, que provoque alguna chispa o que remueva alguna entraña.
Pero esta vez tengo que hacerlo, porque dentro de esta idea he caído en una trampa, la de escribir esperando la reacción de los demás. Por el momento ha sido positiva, pero entonces aparece el miedo a que deje de serlo, y ahí es donde me bloqueo, me atasco, no fluyo y dejo de disfrutar de una de las cosas que me proporciona más placer en esta vida.
Estoy harta de romper, tachar, eliminar palabras. De frenar antes de llegar a ningún sitio convencida de que lo puedo hacer mejor, quiero equivocarme, una y mil veces, que alguien me diga lo mal que lo hecho, corregir, rectificar y así aprender, como he hecho con todas las otras cosas.
Mi ego siempre ha sido más grande que yo, y eso me lleva a sucumbir a él continuamente. Soy adicta al aplauso, al elogio, al reconocimiento.
Demasiado tiempo sintiéndome basura espacial, me ha hecho buscar la seguridad que no tengo en las opiniones de los demás. Ahora que esto está cambiando, mi escritura tiene que cambiar también. Esta vez no tengo prisa, es algo que solo me concierne a mí y ya no pretendo demostrar nada, esto es solo el primer paso.


escrito a las 10:07 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
10.12.03

Traje un plátano para esta tarde y se ha puesto malo. No me da tiempo de salir a comprar otra cosa, así que separo la parte comestible de la pasada y meriendo, que para eso me otorga la empresa los veinte minutos.
Mientras saboreo la fruta, miro esos trozos flojos y negruzcos, se parecen a las cosas que no me gusta ver, a la vida que me cuesta tragar, a mi parte podrida pero inseparable, ya que alimenta los tejidos de lo mejor de mi misma.


escrito a las 9:54 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
5.12.03

EL BUS NOCTURNO
Solo mis ojos se reflejan en el cristal, parecen dos canicas negras, brillan como los de un perro enfermo, se pierden, buscan tras una ventana sucia algo que no sea tan oscuro, una ciudad diferente a la que recorren o un lugar en el pecho para aprender a querer esas calles grises. Tu mano forma círculos en mis medias mientras veo una chica correr sola, en la noche, seguida de cientos de árboles de navidad, encerrados en escaparates. En una parada, los faros de un coche delatan a un humo espeso y blanco que sale por debajo de las ruedas, vas a dormirte, todos los pasajeros parecen cansados, me siento Morfeo…

escrito a las 10:33 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments
3.12.03

Julio solo sabía mostrarse indiferente, hoy chocó de frente con su resultado.
Despertó atado a una silla, mientras ella, con los dientes, le arrancaba los labios.
¿Qué clase de amor sería, exento de canibalismo? Le gritaba. Clavó dos agujas de lana en sus ojos, le corto todos los dedos con una navajita de llavero oxidada y con un hierro candente le marco la piel, escribió la palabra SIENTE en su pecho y se marchó.
Cometió un grave error.
Julio murió ciego.

escrito a las 9:52 a. m. por Teresa

Publicar un comentario

0 comments